wladiario

Las cosas de W&CC así como de ALMAYARA.

contador de visitas

viernes, enero 29, 2016

Campamento de la Esperanza de Sintel

Hoy hace 15 años que se plantó

Hoy, día 29 de enero de 2016 hace quince años que los trabajadores de Sintel levantaron el que sería Campamento de la Esperanza en pleno Paseo de la Castellana. Allí permanecieron hasta agosto del mismo año reclamando sus derechos pisoteados por la gran maquinaria estatal en lo que, para mí, fue una de las más grandes luchas por la dignidad en este país.

Sábado 5 de agosto de 2001, desmontando el Campamento


Conocí el caso de refilón, sin poder meterme de lleno en esa desigual lucha de cerca de 1.500 familias, algo antes. Por entonces yo era periodista y trabajaba para una empresa familiar en Torrejón de Ardoz y, también, en la cabecera de MERCADO del grupo SEGUNDAMANO para Getafe. Desde el principio me llamó mucho la atención el fenómeno que se estaba desarrollando y las noticias que producía. Pero se escapaba del ámbito en que me movía. Cuando llegaron a Torrejón de Ardoz con una de sus reclamaciones, intentando visibilizar el grave problema que tenían, fue otro compañero el que cubrió la noticia, muy a mi pesar. Luego, también tuvieron presencia en Getafe. Di testimonio de lo que estaba sucediendo con los afectados del desguace a que se estaba sometiendo a la empresa otrora filial de Telefónica. Fue más adelante cuando, desde mi faceta de periodista, pude hacer un reportaje más extenso para una revista, también del grupo SEGUNDAMANO. Pero, en realidad, cuando pude tomar parte activa, de alguna manera, en el conflicto y convivir con los afectados -aunque fuera indirectamente- fue cuando me impliqué en mi faceta de profesor de yudo. Leí que los hijos de los afectados iban a pasar sus vacaciones escolares con sus padres en el Campamento de la Esperanza. Fue entonces cuando vi que podía ser útil.

Emocionante anuncio de que se levanta el Campamento


Por aquellos tiempos yo tenía una furgoneta destartalada y veinte planchas de tatami para la práctica del yudo. Me acerqué al grupo municipal de IU de Torrejón de Ardoz y solicité que me pusieran en contacto con alguien de Sintel. Hablé con un tal Valeriano, que hoy día es un gran amigo y le propuse llevar mis colchonetas para montar un taller de yudo y defensa personal para entretener a los hijos de los afectados. Pronto empezaban mis vacaciones y disponía de tiempo. La cosa cuajó y la siguiente semana ya estaba dando clases de yudo en plena plaza de Cuzco, al aire libre, junto a la boca de Metro. Fueron días maravillosos. Me invitaron -a mi y a mi inseparable compañera Cristina Carbonell- a cenar con ellos, a pasar la noche, a ver la obra de teatro Pareja abierta de Darío Fo, montada por Juan Margallo; también en pleno paseo de la Castellana. Tuve oportunidad de coincidir con el nobel Saramago dirigiéndose a los afectados, de ver si quehacer diario para que los ánimos nunca decayeran, de gestos de solidaridad de gran valor…

Adolfo Jiménez, Wladi y Valeriano Aragonés

Esta mañana volví a visitar a mis amigos de Sintel y coincidí con Valeriano Aragonés y con Adolfo Jiménez, cabezas visibles del conflicto que siguen, hoy en día, en la brega. Aún queda por hacer aunque se puede decir que ganaron aquella batalla en una muestra de tesón, dignidad, coherencia y tenacidad sin precedentes. No en vano mi reportaje lo titulé "Los irreductibles de Sintel".

Yo no sabía que mi visita a la nave que hoy en día tienen en el Polígono de Los Olivos coincidía con esta fecha que supone el aniversario de la plantación de tiendas de campaña en la Castellana, que luego irían transformándose en casetas y convirtiéndose en lo que un periodista bautizó como el pueblo 8.106.

Hacía tiempo que había quedado con Valeriano en intercambiar mi novela (100 días 50 viajes), que él quería leer, por una copia de la película Nosotros.

Con Valeriano en la proyección de 'Nosotros'


Como siempre que se producía una ocasión similar, Valeriano me llamó para invitarme a ver la película. Acudí con Cristina y al día siguiente, de nuevo, con mi madre. Yo ya no ejercía como periodista pero seguía recibiendo las gentiles invitaciones de Valeriano y, por supuesto aprovechaba para airearlo con mis humildes y ya menguadas fuerzas, siquiera fuera en este blog.


El encuentro se ha producido casi dos años después. El tiempo pasa volando y no siempre se hace con él lo que realmente se quiere, aunque él sí que hace con nosotros lo que le da la gana. Es parte del juego. Pero algo queda en este tránsito que llamamos vida. A algunos les queda más que a otros y lo que van a dejar este irreductible grupo no debe de perderse porque es un ejemplo para futuras generaciones.

De mi encuentro con mis amigos de Sintel he salido con copias de todas las películas que se han filmado sobre el fenómeno: El efecto Iguazú, 200 Km.. La mano invisible, Alzados del suelo y Nosotros. Pero, además, me he llevado copia de la última realizada por los propios implicados y estoy deseando ponerla en mi aparato DVD. Se trata de Interregno y la verdad es que promete porque con material propio y recopilado de otros documentales vienen a dar explicación, desde los mismísimos orígenes. Así es que seguiremos informando.


Etiquetas: , , , ,

editado por...Wladimiro Martín @ viernes, enero 29, 2016